Banner
Banner
COMPITE acompaña a las Pymes en el nuevo paradigma mundial Imprimir Correo electrónico
Lunes 25 de Mayo de 2020

imagen

Actor clave dentro del ecosistema nacional de innovación y emprendimiento, hoy se torna aún más fundamental por los complejos, inciertos y duros momentos que viven las Pymes. Wladimir Santana, su cofundador y gerente general, plantea estrategias que pueden incorporar estas empresas, con el objetivo de que puedan adaptarse y sobrevivir en el difícil escenario que todos transitamos.

Esta organización nació del emblemático programa Compite + 1000 de la Universidad Adolfo Ibáñez, junto a la CORFO. Ha trabajado durante 8 años en apoyar a más de 2 mil 500 empresas, 4 mil 400 proyectos en las regiones de Tarapacá, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, Araucania, Los Ríos y Los Lagos.

Wladimir Santana, cofundador y gerente general de esta iniciativa, relata que “COMPITE posee programas de acompañamiento para Pymes. Actúan como coach constante hacia el dueño o dueña de la empresa, para respaldarlos en la soledad de su mando. En este proceso, trabajamos en profesionalizar su gestión, que obtengan más tiempo, se focalicen en estrategias claras, aumenten su productividad, despersonalicen sus negocios de ellos mismos y que con esto logren que sus Pymes sean económica y socialmente más rentables”.

Hoy el foco es profundizar la asesoría para que estas empresas sobrevivan, se adapten al nuevo contexto y rompan paradigmas. El acompañamiento lo están llevando 100% remoto, gracias a las diferentes plataformas digitales que hoy ofrece el mercado. Además, COMPITE está realizando un ciclo de webinar gratuitos, para todo el ecosistema, en los que aborda distintas áreas de gestión e innovación, que impactan en la supervivencia de cada Pyme.

Diagnóstico y proyección del escenario Pyme

Respecto a como las Pymes de COMPITE se desenvuelven en la compleja situación vigente, señala que “gran parte de las empresas venían muy golpeadas desde el 18 de octubre. Estaban reabriendo, recuperando liquidez y terreno, cuando aparece la pandemia”.

Especifica que “dentro de nuestra red de empresas COMPITE, existe una variedad de sectores industriales, por lo que sus problemáticas son distintas. Las Pymes de los rubros de turismo, gastronomía, entretención, donde se encuentran hoteles, restaurantes, bares y discotecas, se vieron muy afectadas por irse a cero sus ventas. Igualmente, empresas de servicios y productos, no de primera necesidad, bajaron su productividad y comercialización, debido a las cuarentenas impuestas en los territorios donde operan. Sin embargo, hay un grupo de empresas, cuyas ventas no han decrecido, pero sí su funcionamiento se ha visto mermado, por las medidas sanitarias exigidas, que no les permiten avanzar con la velocidad que requieren”.

Sobre como proyecta el estado del ecosistema, contesta que “la economía está muy afectada y con perspectiva a la baja. Pero los expertos mencionan que los países que han implementado líneas de acción, como inyección de capital y apoyo a las Pymes, además si cuentan con la colaboración de las grandes empresas y el mundo público, se prevee que las economías podrían comenzar su recuperación en los próximos 6 meses”.

Advierte que “en cambio, si las medidas financieras y sanitarias del gobierno y el rol del gran empresariado no van en la orientación correcta, la recuperación económica podriá tardar entre uno y medio a 3 años”.

Enfatiza que “las Pymes necesitan hoy capital de trabajo, para apaliar sus bajas ventas y el cierre temporal de sus negocios por la cuarentena, durante estos meses complejos. De esta forma, cuando llegue la reactivación, puedan volver a producir normalmente”.

En este sentido, valora el apoyo del gobierno: “Las medidas de protección al empleo, la ampliación del Fondo de Garantía de Pequeña Empresa (FOGAPE), los créditos Covid-19 a tasa real cero, entre otras, son muy buenas para que las Pymes puedan fortalecerse en estos meses, ajustar sus modelos de negocios, innovar, colaborar con sus pares”.

Más allá del apoyo económico, hace ver que “las Pymes requieren también la ayuda y el acompañamiento de diferentes instituciones. Muchas veces el dueño o la dueña operan solos, no tienen con quien analizar sus números financieros, por lo que pueden tomar malas decisiones”, precisa.

Aconseja que “dependiendo de la madurez de la empresa, deben acercarse a distintas instituciones como los Centros de Negocios, Sercotec, Corfo, incubadoras, centros de capacitación, universidades u organizaciones de asesorías como COMPITE”.

Estrategias para superarse y actuar

Sobre qué conductas han apreciado de las y los líderes de las Pymes, frente a la actual crisis sanitaria, social y económica, destaca que “quienes tienen ya una historia empresarial y llevan una cantidad de tiempo con su negocio, revelan una esencia emprendedora, demuestran su agilidad en observar al mercado, encuentran oportunidades donde otros no las perciben, desarrollan la capacidad rápida de acción. Son empresarias y empresarios que cultivan un componente de motivación altísima. COMPITE las y los ha acompañado en adaptar o reconvertir sus negocios”.

Añade que “también han dispuesto más apoyo y contención a quienes puedan presentar más dificultades en seguir emprendiendo, porque están nublados, por las mismas preocupaciones por las deudas, compromisos y por sus equipos de trabajo. Es importante pedir ayuda”.

Respecto a este mismo punto, sobre las maneras en que las Pymes puedan manejar los estados emocionales negativos, que surgen ante este escenario tan complejo, cambiante, incierto, Wladimir Santana responde que “la mejor forma es conversar con otros, no encerrarse en los problemas de su Pyme. Recomiendo generar redes; participar de los webinars, círculos de diálogo empresarial, cámaras de comercio y otras asociaciones gremiales, que permiten ese espacio. De esta forma podrán conocer nuevas experiencias que los inspiren, levantar buenas prácticas, aprender de quienes pudieron resolver esas mismas problemáticas, incluso, si son de otras industrias, o bien, colaborar o generar negocios cruzados”.

imagen

El profesional destaca el valor de la disciplina de estar perfeccionándose: “Aconsejo estudiar, informarse sobre metodologías ágiles que permitan cuestionar sus modelos de negocios. Es imprescindible capacitarse, actualizarse y entrenarse en nuevos conocimientos y técnicas. Sobre todo, que en la actualidad la digitalización está a la mano. Así, pueden innovar o reconvertir prácticas, que les posibiliten ofrecer a sus clientes un producto o servicio reformulado”.

Aclara que “las y los clientes continúan consumiendo servicios y productos, pero bajo una nueva normalidad y es ahí donde las empresas deben hacer un clic en comprender temas como la digitalización, los nuevos canales de distribución, los actuales patrones de consumo, para que modifiquen con éxito y rapidez sus propuestas de valor, sigan fidelizando a sus clientes o lleguen a nuevos mercados”.

El gerente general de COMPITE hace hincapié en que “las Pymes deben generar hábitos en diferentes niveles. El más importante es mirar sus finanzas, haciendo un ejercicio rápido de liquidez. Deben armar un flujo de caja semanal, donde se detallen los ingresos menos los egresos para conocer el dinero disponible y proyectar como estará su flujo, al menos, en un periodo de 6 meses a 1 año, con el objeto de tomar decisiones estratégicas. En esta línea, deben cuestionar como sus empresas pueden ser más eficientes: analizar qué gastos son los irrelevantes y negociar con los proveedores”.

Reitera en un punto ya mencionado: “Los dueños y dueñas deben buscar actividades que los mantengan con la motivación alta. Sin esta, los espacios grises aumentan y todo lo percibimos en forma negativa. En este sentido, es saludable desconectarse de las noticias críticas y realizar acciones que les permitan abrir la mente y fortalecer su objetivo de salir adelante”.

También insiste en el “hábito de conversar con los pares, participar en instancias de colaboración conjunta, buscar apoyo en instituciones reconocidas. El gobierno ha dispuesto de instrumentos de Sercotec y Corfo, los cuales constituyen medios para conectarnos con este respaldo. Es importante pedir ayuda, en caso que se encuentren solos o desorientados”.

Finalmente, Wladimir Santana, llama a quienes dirigen Pymes “a recordar cuando tuvieron su minuto cero. Es decir, cuando partieron con la idea de su negocio y sólo disponían corazón, garra y entusiasmo. Las y los invito a volver a la esencia. Debemos motivarnos y comunicar esa motivación a nuestros equipos de trabajo y colaboradores. Porque, así como nuestro crecimiento depende de todas y todos, no sólo del gobierno, de la gran empresa o del ecosistema del emprendimiento, también dentro de cada una de las Pymes, el salir adelante y la construcción de un futuro inclusivo dependen de la totalidad de quienes las integran”.

Para contactarse y tener más información, pueden ingresar a Compite

Pymes Entrevistas y Tips

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner
Banner
Puedes encontrarnos en:     

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.