Banner
Banner
La ayuda de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento para las Pymes endeudadas Imprimir Correo electrónico
Lunes 27 de Abril de 2020

imagen

La salud financiera de las Pymes ha estado en la UCI, desde hace 6 meses. Hugo Sánchez, Superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento, enfatiza los apoyos que brindan a los negocios más pequeños, en los procesos de reorganización, liquidación, además de la asesoría económica de insolvencia. Punto importante es también la asistencia financiera gratuita remota y el trabajo con otros organismos del Estado.

Desde la crisis social que la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, Superir, ha profundizado su labor en pro de asistir a las empresas de menor tamaño.

En los últimos 6 meses, 876 las empresas que se han acogido a la ley. 213 corresponderían a micro, pequeñas y medianas empresas. 34 de ellas son microempresas; 124, pequeñas y 55, medianas.

Hugo Sánchez, quien encabeza la institución, detalla los mecanismos de apoyo que la ley proporciona a las Pymes.

“La Ley 20.720 de Insolvencia y Reemprendimiento contempla dos procedimientos para las empresas, el de Liquidación y Reorganización, ambos son procedimientos judiciales que se deben hacer en tribunales con el patrocinio de un abogado, en el cual la Liquidación es la entrega de los bienes de la Pyme, para que, con el producto de la venta de ellos, se paguen los acreedores en el orden y la forma que la Ley establece. En el caso de la Reorganización es un procedimiento, por medio del cual una empresa propone a sus acreedores una forma diferente para el pago de sus créditos, los cuales deben votar si aprueban o rechazan la propuesta”, explica.

Aclara que “ahora, podemos decir que, si bien en la Ley 20.720 existen dos procedimientos para empresas, nuestras cifras indican que están accediendo a la Reorganización preferentemente empresas medianas y grandes”.

“Ello, presumiblemente, debido a la conjunción de dos factores: el primero, dichas empresas tienen por lo general mayor acceso al conocimiento contable y legal, que le permitirían detectar tempranamente y anticiparse a situaciones de insolvencia y así acceder a asesoría legal prematura para dar inicio al procedimiento de Reorganización. Segundo, este procedimiento conlleva un costo para una empresa que ya se encuentra en una situación complicada, por lo que restringiría el acceso a éste”, precisa.

“Por ello, hoy estamos potenciando la Asesoría Económica de Insolvencia de la Ley N.° 20.416. Esta herramienta está enfocada fundamentalmente en apoyar a las empresas micro y pequeñas, que pueden contar con un asesor externo fiscalizado por la Superir, cuya tarea será la de realizar un estudio sobre la situación financiera, económica y contable, con el fin de diagnosticar las causas que originaron la crisis y realizar las gestiones que se requieren en dichas líneas para superarla. Este procedimiento es voluntario y se puede realizar en línea, con Clave Única, en el banner de Asesoría Económica de Insolvencia que está presente en www.superir.gob.cl”, enfatiza la autoridad.

“Destacar que el Asesor, que es una persona particular, puede, por ejemplo, gestionar convenios de repactación de créditos con acreedores. Además, ejecutar un informe financiero y contable sobre la situación comercial de la empresa que se somete a este procedimiento, y, por último, una suspensión de las ejecuciones hasta por un plazo de 90 días para así ver las posibilidades que existen para salvar la Pyme o derechamente para recomendar la liquidación de esta”, especifica.

¿Cómo una Mipe puede contar con un Asesor Económico de Insolvencia o el Certificado de Insolvencia?

Para acceder a estos beneficios, las micro y pequeñas empresas, deben cumplir con los requisitos de encontrarse en insolvencia actual, esto es, imposibilidad de pagar una o más de sus obligaciones vencidas, o potencial, es decir, que dentro de los tres meses siguientes no pueda cumplir con sus pagos. Además, debe tributar en primera categoría y no haber sido exceptuado por el Estatuto Pyme; registrar ventas inferiores a 25.000 UF neto durante los 12 meses anteriores.

imagen

¿Solicitar un Asesor, tiene algún costo para la Pyme?

Sí, su remuneración se fija de común acuerdo con el deudor que lo requiere. De no existir conformidad con el precio, puede elegir un nuevo asesor.

Por otro lado, continuamos trabajando- bajo el alero del Programa Levantemos Tu Pyme tras el estallido social- en la medida presidencial del Asesor Económico de Insolvencia Gratuito (AEIG), dirigida a aquellas Pymes inscritas en el catastro Pyme octubre-noviembre de 2019, que, cumpliendo con los requisitos ya mencionados, pueden optar a este servicio de manera gratuita. Esta información se está entregando de forma personalizada a los catastrados, mediante nuestros coordinadores y profesionales a nivel nacional.

Cabe recordar que la gestión de este asesor será fiscalizada por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

Señaló que la Ley 20.720 de Insolvencia contempla dos procedimientos para las empresas, el de Liquidación y Reorganización. Se entiende que son procesos que presentan costos asociados. ¿Se están tomando medidas para las Pymes, entendiendo que el sector en muchas ocasiones no posee los medios para poder cubrirlos? ¿Cómo afrontan desde la Superir esta realidad?

Como Superintendencia asumimos como una de nuestras principales labores, difundir la normativa, porque entendemos que no sólo basta con garantizar el procedimiento, sino que también como parte de la Administración, debemos procurar que esta información llegue a nuestros usuarios. Asimismo, hemos entendido que como institución estamos insertos en la red de fomento de los organismos relacionados y/o dependientes del Ministerio de Economía, por lo que hemos buscado las alianzas con diversas instituciones, tales como la División de Empresas de Menor Tamaño del Ministerio, Sercotec y su red de Centros Negocios, entre otros. Asimismo, hemos generado convenios de colaboración con universidades, para capacitar a sus Clínicas Jurídicas en la legislación concursal, de forma que éstas puedan prestar una asesoría gratuita a las Pymes que requieren iniciar el procedimiento de liquidación de la empresa, entre otras iniciativas, como actividades en terreno con microempresarios a lo largo del país.

Por otro lado, considerando los cambios que ha vivido el país en estos últimos meses, se ha reflejado que los deudores, habitualmente, intentan salvar sus emprendimientos antes de solicitar su liquidación. En ese contexto, el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, el Ministerio de Hacienda, el Banco Central y la Comisión para el Mercado Financiero han impulsado una serie de medidas fiscales, tributarias y económicas para ir en ayuda de estas Pymes. Gracias a subsidios Corfo, Sercotec, créditos blandos, diferir el pago de impuestos y toda la batería de posibilidades que está dando el Gobierno o gestionando con el mundo privado, se intenta evitar el cierre de empresas. En esa línea, también ha sido un apoyo la asistencia financiera contable gratuita que esta Superintendencia ha entregado a empresas de menor tamaño, de manera remota a través de su página web www.superir.gob.cl

-Dado el actual escenario económico que presenta el país, se podría pensar que muchas Pymes podrían caer en estado de insolvencia. ¿Cuál es su reflexión? en caso que la demanda aumente, ¿la Superir estaría preparada?

Lo que buscan los paquetes de medidas que mencionaba en el punto anterior es justamente inyectar liquidez a las empresas y personas, de manera que no caigan en una situación de insolvencia y que no exista una avalancha de solicitudes de liquidación en tribunales, levantado el estado de catástrofe. Por ahora las cifras de marzo y abril muestran una estabilidad respecto a lo que venía pasando los meses previos. De todos modos creemos que habrá un aumento en las solicitudes en tribunales (Los procedimientos concursales de empresas y los de liquidación de personas naturales se gestionan en Tribunales Civiles), los que esta Superintendencia asumirá de la mejor manera, con sus recursos materiales y humanos actuales para mantener un nivel de importante de fiscalización acorde a los riesgos y los reclamos y consultas que las partes interesadas realicen, especialmente en aquellos destinados a las empresas deudoras, tales como la reorganización y la liquidación de empresas.

imagen

¿Qué mensaje enviaría a las Pymes que desconocen o desconfían que esta ley los beneficiaría?

La Ley de Insolvencia y Reemprendimiento otorga herramientas a quienes por diversas causales no pueden hacer frente a sus obligaciones, ya sea porque sus activos líquidos son menores a sus pasivos exigibles o bien derechamente porque cayeron en cesación de pagos.

La Liquidación voluntaria, es un procedimiento judicial que permite la venta rápida y eficiente de los bienes de la empresa, con el objeto de pagar a sus acreedores. Los beneficios de acogerse a esta ley están dados, por plazos acotados que permiten a los deudores subsanar su situación financiera, extinguiendo el saldo insoluto de las deudas e incentivando la creación de nuevos emprendimientos.

El concepto de reemprendimiento entiende la insolvencia como una oportunidad de aprendizaje y mejora para el emprendimiento fallido. Cerrar una empresa a través de un procedimiento de Liquidación, no es el fin del emprendedor, sino que puede significar un nuevo comienzo, partiendo de cero, pero con la experiencia acumulada.

Por otra parte, el procedimiento de Reorganización está orientado a aquellas empresas que se encuentren en un estado de crisis económica, pero pueden dar cumplimiento a las obligaciones con sus acreedores, obteniendo mejores condiciones de pago que las que traían y bajando a la vez la carga financiera para poder hacer frente a otros gastos e imprevistos.

En todos los procedimientos concursales la empresa dispondrá de una protección financiera concursal de lo que duren los procedimientos, lo que los blinda durante ese tiempo de ser demandados de juicio ejecutivo o ser demandados de liquidación forzosa.

¿Qué trabajo ha desarrollado la Superir para mantener la comunicación con las Pymes y continuar con la difusión de los procesos durante el último mes?

En primer lugar, hemos realizado charlas on-line a lo largo de todo Chile, en conjunto con instituciones públicas y privadas, que nos han permitido difundir los beneficios que otorga la ley para las Mipymes.

En la misma línea, abrimos un espacio en nuestra página web para elaborar un levantamiento oportuno y así asistir a las Pymes que lo requieran, mediante la asistencia financiero-contable.

Es un formulario que tiene como finalidad realizar una recopilación sobre la situación de insolvencia general de una empresa y obtener información de contacto. Con dichos datos, nos permite como Institución, analizar la situación del deudor y así orientarlo respecto de las opciones que tiene su empresa dentro del contexto de la Ley 20.720.

Hasta el momento han ingresado cerca de 70 solicitudes, siendo las principales consultas sobre materias de Cierre de Empresas (30%); Requerimiento de un Asesor (16%); información sobre la Protección Financiera (14%); y Renegociación de Deudas de Personas (8%).

Más informaciones en www.superir.gob.cl

Pymes Entrevistas y Tips

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner
Banner
Puedes encontrarnos en:     

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.