Desafío para Pymes y Emprendedores: trabajar en la cura de la pandemia de la contaminación Imprimir
Lunes 18 de Mayo de 2020

imagen

Quién iba pensar hace unos meses que hoy estaríamos viviendo la pandemia más desafiante de los últimos cien años, una crisis sanitaria que ningún humano de esta generación ha experimentado antes. Sus efectos posteriores dependerán considerablemente de la responsabilidad, prevención, cuidado y comportamiento de las personas ante este fenómeno.

Pero además de este preocupante escenario existe otra gran pandemia que nos está afectando, me refiero a la pandemia de la contaminación, una que lleva con nosotros cerca de 200 años.

A diferencia del COVID-19, la pandemia de la contaminación sí tiene cura. Se puede implementar, pero requiere de conciencia y compromiso de todas las personas que habitamos el planeta tierra: incluyendo empresas, autoridades, personajes públicos, fundaciones, organizaciones, gobiernos, todos. Cuando hablo de cura para la pandemia de la contaminación, hablo de hechos, hábitos, acciones y compromisos por proteger la naturaleza, ya que sin ella no podemos vivir.

En el pasado, nuestros abuelos al ir a comprar pan, salían de casa con una bolsa de género, la misma de todos los días. Ese hábito durante mucho tiempo se perdió y hoy fomentar la reutilización que nos puede ayudar a vivir en un mundo mejor.

En el Día Mundial del Reciclaje, los quiero invitar a trabajar en la cura a la contaminación, con simples acciones que ayudarán a proteger el medio ambiente y el mundo en que vivimos; duchas más cortas, huertos en casa, compostaje, usar bicicleta, reutilizar, reciclar, y así muchos otros consejos que pueden significar un cambio. Lo mejor de todo es que son hábitos que se pueden compartir, enseñar y motivar a otros a hacerlos.

Apoyar emprendimientos sostenibles o promoverlos es uno de los compromisos que pueden aportar a este cometido. Eso es lo que me paso a mí como co-fundadora y directora del emprendimiento ambiental The Waves Company, una empresa que desea defender nuestras costas y océanos del residuo plástico mediante acciones que impacten y desarrollen conciencia ambiental a través de servicios ambientales como talleres de reciclaje, limpiezas de playas y productos que demuestran que la basura no existe. Un actuar que hemos estado desarrollando desde el 2015.

Para lograr desarrollar esta idea ha sido muy importante el apoyo de comunidades locales, organizaciones públicas y privadas como lo es BASF, empresa química líder en innovación, con quienes hemos desarrollado una alianza, comprometidos con el apoyo a iniciativas sostenibles como la nuestra, que tienen como fin ser un aporte a la cura para la contaminación de playas.

La invitación es a tomar conciencia acerca del problema ambiental. Con pequeños cambios conductuales y alianzas podemos generar una diferencia a futuro y ayudar a hacer de nuestro planeta un lugar mejor.

Por Constanza Fernández, directora The Waves Company

Pyme Columnas