Banner
Banner
Y nos hicimos digitales Imprimir Correo electrónico
Lunes 06 de Abril de 2020

imagen

El coronavirus ha hecho realidad muchos de los beneficios de la transformación digital, cambiando radicalmente nuestra forma de vida en apenas unas semanas. Aún no hemos hecho el cambio de paradigma, pero ya estamos viendo las ventajas. Estamos viviendo lo que describí hace 4 años en mi libro “Futuro Presente: cómo la nueva revolución digital afecta mi vida” (Amazon, 2016).

Quienes hemos tomado el rol de “evangelizadores” de la nueva realidad – con poco éxito hasta ahora – nos hemos visto favorecidos en un corto espacio de tiempo por un factor externo que poco tiene que ver con el mundo digital: una pandemia mundial. La pregunta es si una vez superada volveremos a vivir como antes o definitivamente adoptaremos los nuevos paradigmas. Hay varios aspectos de nuestras vidas que podrían cambiar para siempre.

El trabajo. De repente, hemos dejado de “ir al trabajo” sin que por ello hayamos dejado de trabajar. Quizá lo más sorprendente haya sido lo sencillo que ha sido pasar de una modalidad a otra de trabajo. Ya no trabajamos por horario de presencia, sino por resultados y por entrega de trabajo. El cambio de paradigma será un nuevo contrato de prestaciones entre empresa y trabajador. La reciente ley aprobada de teletrabajo le dará un marco jurídico a esa relación. Empezarán a sobrar espacios de oficina, mientras se disparan los cowork.

Otra sorpresa ha sido que la productividad en la oficina no ha bajado. De repente, la discusión de las 40 horas es irrelevante. ¡nos han regalado más de 10 horas a la semana para estar con nuestras familias! Y ni al Estado ni a las empresas les ha costado un peso. ¿Cuánto tardábamos en ir al trabajo y volver a casa? Eso ya lo tenemos ganado. ¿Cuánto tiempo realmente dedicado a trabajar mientras estamos en cuarentena? Y, sin embargo, siendo menos horas de “presencia”, hemos sido capaces de entregar el mismo trabajo que antes nos requería casi 12 horas entre desplazamientos y estadía en el lugar de trabajo.

¿Sabremos apreciarlo? ¿Querremos continuar con esa forma de trabajo? ¿Querrán los políticos impulsores de las 40 horas aceptar que esta es una mejor solución, dejando de lado ideologías del siglo pasado?

Más sorprendente ha sido el camino seguido por la educación, especialmente la educación superior. De la nada, se han armado en tiempo récord plataformas digitales para la continuidad en las clases. Alumnos y profesores han sido capaces de adaptarse sin grandes dramas a la nueva modalidad. Como profesor universitario, lo he visto y vivido en primera persona. Nuestras universidades, al invertir en plataformas de gestión de la enseñanza (LMS, o Learning Management System, por sus siglas en inglés) nos han entregado además herramientas que cambian el paradigma de la forma de hacer clases, y que comenzaremos a utilizar.

Inicialmente, las plataformas las hemos utilizado para “hacer lo mismo, pero vía Internet”. Es decir, la típica modalidad de entrega de contenido en el aula con una power point de apoyo, pero a través de Internet. Los alumnos preguntan a través de un chat o “levantan la mano”, dependiendo de la plataforma que se utilice. Curiosamente, a pesar de que la metodología de enseñanza es la misma, la dinámica cambia. Hay más participación. Mis alumnos – que antes debían trasladarse a la facultad en la tarde para clases vespertinas, y llegaban a sus hogares pasadas las 10:30 de la noche – atienden clase desde sus casas. Una hora más para sus familias. Yo comencé a usar plataformas digitales para conferencias (no LMS) a partir del 18 O del año pasado. Las llamé “clases presenciales-virtuales”. Pedí a los alumnos que les pusieran nota. En general, promedio 7. Incluso tuve un #nomasclasespresenciales.

Ahora viene una segunda etapa, que es el cambio de metodología de enseñanza. Va a requerir un enorme esfuerzo por parte de los profesores, porque se trata de un cambio mayor. Tiene la ventaja de que, una vez generado el curso (usando variadas herramientas digitales educacionales, como videos, foros de discusión, evaluaciones online, conferencias) la entrega de contenido queda lista para los años siguientes (con las lógicas mejoras que surgen semestre a semestre), y el rol del profesor muta hacia una actividad de mentoring. Una especie de “Maestro Yoda”, gracias a la cual el alumno pasa a ser protagonista de su propia formación. Esto tiene la ventaja adicional de que adopta la modalidad de enseñanza que va a necesitar en el siglo 21. Más que aprender, debe “aprender a aprender”, y eso es exactamente lo que sucede en esta modalidad. Algo que me da mucha alegría, porque es la descripción exacta de cómo veía la formación superior en mi libro.

La cuarentena nos ha impuesto una dura realidad: no podemos socializar como antes. Mi padre murió de causas naturales el 19 de marzo. Un hombre muy conocido y admirado por muchos, que dejó además 60 descendientes directos hasta el nivel de bisnietos. No pudimos hacerle un funeral como se merecía. Pero, al menos, pude transmitirlo a todos los que quisieran verlo vía Jitsi. Su cumpleaños fue el pasado 28 de marzo. Whisky en mano, nos reunimos sus hijos vía Zoom para brindar por él, y apoyarnos mutuamente. No es lo mismo que vernos personalmente, pero salimos de nuestra reunión virtual con el corazón más cálido que cuando entramos.

Lo escrito son solo tres botones de muestra de cómo usando tecnologías digitales pudimos seguir con nuestras vidas – y en muchos casos, como las mejoramos. Considerando que la mayor parte de nuestro día a día lo dedicamos a trabajar, o a estudiar, o a relacionarnos socialmente, los tres ejemplos cubren prácticamente la mayor parte de nuestras vidas. Nos volvimos digitales. Y no fue un drama.

Por Alfredo Barriga Cifuentes, Profesor UDP.

Pyme Columnas

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner
Banner

Entrevistas Pymes

News image

Pymes aprendieron nuevas claves para incorporar sus negocios a la digitalización

La protección contra el Covid-19 nos impuso nuevas formas de trabajar, aprender y relacionarnos, planteando la urgencia de sumarnos a la transformación digital. En el actual webinar de PROPYME y su red de trabajo, se abordó sobre como las Pymes pueden beneficiarse con las oportunidades que ofrece intern...

Leer Completo
News image

Nueva herramienta “Compra Ágil” permite a las Mipymes más y mejores oportunidades de negocio con el Estado

A un mes de su implementación, se han concretado 3.618 órdenes de compra por un monto total de $1.961.700.700. El 85% de las órdenes de compra corresponden a Mipymes, y del total emitidas, 1.531(42%) son de proveedores de region...

Leer Completo
News image

#PortabilidadFinanciera: Personas y Pymes podrán cambiar más fácilmente de banco o de servicios financieros

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, promulgó este miércoles la nueva Ley de Portabilidad Financiera, que permitirá que las personas y empresas cambiarse con mayor rapidez y facilidad de proveedor de productos como cuentas corrientes, tarjetas de crédito y préstamos hipotecarios, de consumo y automotr...

Leer Completo
Puedes encontrarnos en:     

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.