Banner
Banner
Arriba Mipymes Imprimir Correo electrónico
Lunes 13 de Enero de 2020

imagen

El golpe al aparato productivo derivado del estallido de violencia que se desató el 18 de octubre pasado ha sido demoledor. A las más de 15 mil pymes catastradas por el Gobierno como víctimas de destrozos o imposibilitadas de funcionar durante un prolongado período, hay que sumar un número mucho mayor que corresponde a todas aquellas que se han visto perjudicadas por las dificultades de transporte y desplazamiento que han afectado a sus trabajadores y clientes. En suma, nadie ha quedado indemne.

A través de ejemplos concretos que cada uno de nosotros ha venido experimentando y conociendo, el verdadero significado de las empresas de menor tamaño en el andamiaje económico y social de Chile ha quedado expuesto en toda su dimensión, y la ciudadanía lo ha podido apreciar —y valorar— tal vez como nunca antes.

La gran mayoría de las pymes no son solo unidades económicas que elaboran productos y servicios, para lo cual contratan trabajadores, sino que, en muchos casos, son también parte de la columna vertebral de numerosas familias chilenas, cuyos miembros viven en torno a estas unidades productivas, trascendiendo incluso generaciones. Asimismo, las pymes forman parte también de un engranaje interrelacionado que conecta a todos los sectores, en los más diversos ámbitos, y en una elevada proporción están en la base de las cadenas de valor de las empresas de mayor tamaño. Las medidas dispuestas por el Gobierno para ayudar a las pymes afectadas tienen la orientación correcta, combinando subsidios directos a las más afectadas por los destrozos con un fortalecido programa de garantías crediticias a través de Corfo y BancoEstado. Pero esto no va a ser suficiente.

Sería conveniente también que el Estado facilitara la incorporación de empresas de menor tamaño y de nuevos emprendimientos a los portales a través de los cuales se realizan las compras públicas. Y las empresas de mayor tamaño también tienen un rol que jugar, estando en su propio interés el poder contar con una cadena de proveedores financieramente más sólidos. Para ello será necesaria una agilización de los plazos en que tramitan las órdenes de compra y un acortamiento efectivo de los tiempos de pago de las facturas, por debajo de lo que establece la ley. Pero para que todo esto haga sentido, lo más urgente es lograr mantener a raya el control de la violencia. Sin ello, cualquier esfuerzo será en vano, y la resiliencia característica del emprendedor chileno no será suficiente.

Por Hernán Cheyre, Director del Centro de Investigación de Empresa y Sociedad (CIES).

Pyme Columnas

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner
Banner

Entrevistas Pymes

“Ser parte de la solución”

Ese es el pensamiento que mueve a la reconocida empresaria, Soledad Lama, quien reflexiona sobre el valor del emprendimiento y de las empresas B. Se explaya en las acciones del G100 antes y después del estallido social y aboga para que en Chile haya más articulación entre las instituciones y person...

Leer Completo

“La Mutual cuida la salud de los trabajadores y ayuda a cuidar la salud del negocio”

El valor de una empresa no se mide por su tamaño ni por su rentabilidad económica, sino por el compromiso que tiene por proteger a sus trabajadores. Este es el eje de la labor, que Mutual de Seguridad ha desarrollado, por promover la prevención de riesgos como factor clave para la calid...

Leer Completo

El apoyo de Sercotec a las Mipymes

La Directora Nacional de Sercotec, Carolina Undurraga conversó con PROPYME acerca los lineamientos que tendrá la entidad que tiene por finalidad el promover el desarrollo de las micros y pequeñas empresas a lo largo del país....

Leer Completo
Puedes encontrarnos en:     

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.