Las Pymes en el centro Imprimir
Lunes 17 de Junio de 2019

imagen

En los últimos meses hemos presenciado dos debates legislativos en los que las Pymes han estado en el centro del diálogo público: la Ley de Pago a 30 Días -que rige desde este mes- y el proyecto de reforma tributaria. La tramitación de ambas iniciativas da cuenta de un interés transversal por facilitarles la vida. En el primer caso se intenta corregir una práctica crítica por mucho tiempo: la demora en el pago de productos y servicios. En el segundo, se busca -entre otros- alivianar la presión tributaria, claridad en los procedimientos y estímulos para desarrollarse

No cabe duda de que las Pymes, aunque heterogéneas en su oferta y con niveles diferentes de especialización y productividad, comparten problemas, desafíos y también sueños. La última Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE-5) es una radiografía clara respecto de ellas y sus problemas: atraso en las fechas de pago, existencia de acuerdos solo verbales, cambios en condiciones pactadas, descuentos arbitrarios e impedimentos para operaciones de factoring. En el ámbito de las dificultades para crecer, sobresalen la alta competencia, demanda limitada, inseguridad y delincuencia, falta de financiamiento y un cuadro de regulación y fiscalización que no necesariamente se ajusta a la realidad de las Pymes.

El diagnóstico es consistente desde hace años y es cierto que desde el Estado se han lanzado programas en favor de las Pymes. También a las grandes empresas se les ha insistido -y deberá hacerse con más energía- que al comprarles productos y servicios, las Pymes chilenas son parte de su cadena de valor y que el trato con ellas debe ser más justo y equilibrado.

La visión de las Pymes sobre su realidad es un elemento clave para que las autoridades y la política, la pública y la legislativa, sean capaces de mejorar sus condiciones de desarrollo. El Estado todavía puede hacer más para incorporar la especificidad, en términos regulatorios y tributarios, de las Pymes. El sector privado también tiene un gran aporte que realizar. Por ello, este debate nacional que hoy las sitúa en el centro de análisis, es un incentivo para avanzar en comprender la función económica y social que desempeñan y en coordinar los esfuerzos de todos quienes trabajamos para que ellas alarguen sus ciclos de vida.

Por Marcelo Lazen, Presidente de la Asociación de Empresas de Factoring de Chile (EFA).

Pyme Columnas