Una manera efectiva de llegar a los deudores insolventes Imprimir
Lunes 15 de Abril de 2019

imagen

No es poco frecuente escuchar el reclamo que los órganos del Estado no se coordinan de la mejor forma para ir en ayuda de los sectores de la economía afectados por desastres naturales y también de los vaivenes de la economía y de sus sectores que pueden afectarles en determinado momento -por ejemplo, variaciones en los precios y cantidades de los factores productivos y materias primas, competencia fuerte por parte de productores extranjeros- y que deviene finalmente en profundas e insostenibles situaciones de insolvencia que afectan no solo al emprendedor y al trabajador, sino que a su entorno más cercano.

Esta articulación entre los órganos del Estado para ir de manera temprana en ayuda de los sectores afectados se ha logrado de manera efectiva y eficiente gracias a la coordinación entre el Ministerio de Economía, los servicios dependientes de esta repartición y los Ministerios del ramo respectivo, a través de subsidios, capacitación y redes a las empresas y trabajadores que se puedan ver afectados, pero también a través de la capacitación y difusión de las herramientas que pueden ayudar a aquellos que puedan caer en una situación de insolvencia, a raíz de los problemas que enfrentan.

En materia de insolvencia, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento y el Ministerio de Economía han hecho importantes esfuerzos de coordinación con otras carteras, por la vía formal de convenios y la articulación de sus autoridades y, en especial, de sus funcionarios en terreno y los seremis y demás autoridades regionales, acercando la ayuda y soporte de sus servicios y bienes a los afectados.

Muestra palpable de aquello es el reciente convenio firmado entre el Ministerio de Minería y la Superintendencia, que está permitiendo capacitar en terreno a las mineras y trabajadores de la zona afectada por las inundaciones en el norte, y el convenio firmado con Indap, que está permitiendo capacitar a pequeños productores agrícolas y campesinos de las zonas afectadas por los incendios en el sur.

Esta coordinación entre ministerios, servicios públicos y autoridades regionales está dando muestras claras de que el gobierno se preocupa profundamente por llegar a las zonas afectadas de manera pronta y coordinada con la ayuda que empresas y personas requieren para seguir siendo un pilar fundamental de la economía, su crecimiento, productividad y del emprendimiento que sostiene el empleo y el desarrollo del país.

Por Hugo Sánchez - Superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento.

Pyme Columnas