Banner
Banner
Columnas de Opinión Pymes
PCT y estrategias de registro de patentes Imprimir Correo electrónico
Miércoles 05 de Enero de 2011

Las patentes de invención constituyen mecanismos efectivos de protección de productos o procesos innovadores que pasan a constituir, mediante su registro, un derecho de propiedad industrial.

Mediante este mecanismo, en el país en que se otorga la patente, (el registro se hace país por país según cada legislación), el titular de la patente puede impedir que terceros usen de cualquier forma dicho invento o solución patentada.

Pero el proceso de patentamiento puede ser en ciertos casos demoroso y, por tanto, el registro de la patente requiere además una estrategia para llegar al registro, no es suficiente con tener el invento. De ahí que sea siempre recomendable asesorarse para iniciar un proceso de patentamiento.

Una asesoría integral debe cubrir cuatro puntos centrales:

  1. La factibilidad de que el invento o solución innovadora sea factible de patentar (es decir que el objeto de la patente sea novedoso, tenga nivel inventivo y aplicación industrial).
  2. Hacer un análisis de mercado asociado a lo que se desea patentar, es decir, determinar cuál es el negocio que está asociado, directa o indirectamente, a lo que se quiere patentar, esto para tener una idea de los mercados potencialmente relevantes para dicha solución.
  3. Contar con un presupuesto de lo que significará blindar el invento mediante una patente, por lo menos tener una proyección y su financiamiento. Este último punto puede provenir de fondos estatales concursables, capital semilla, inversión directa, etc…. y por último.
  4. Una estrategia clara para ver cómo iniciar un proceso de patentamiento que sea lo más eficiente posible, en que juegue no solamente el registro de la patente en Chile sino la presentación de ésta en otros países que en paralelo puedan ayudar (mediante los informes de patentabilidad de las mismas oficinas de patentes nacionales) a los proceso en Chile y el extranjero.

Dentro de esta última estrategia cobra real importancia el Tratado de Coooperación de Patentes (PCT), acuerdo internacional del que Chile es parte, y cuya función es facilitar la adopción de una estrategia como la que se comenta, ya que el PCT otorga un mayor plazo para decidir en qué países se pedirá en definitiva mi patente de invención, ya sea USA, China, Japón, Alemania, etc.. Otro rol similar es lo que cubre el reciente acuerdo entre 11 países de la Unión Europea (UE ), que abaratará costos en la obtención de la patente, particularmente, en lo que dice relación con la disminución de los costos de traducción de las solicitudes de éstas.

Como se puede constatar, el patentamiento no solamente es tener una buena solución innovadora, también implica una estrategia de mercado y de selección de las jurisdicciones que conozca de los procesos de patentamiento de tal manera que unas apoyen, directa o indirectamente, a las otras.

Rodrigo León,
Abogado de Silva & Cía.

Fuente: www.innovación.cl

 
Pyme: ''Una comunidad en movimiento'' Imprimir Correo electrónico
Miércoles 22 de Diciembre de 2010

El sector de la pequeña y mediana empresa es uno de los motores más relevantes de la economía de los países, que para lograr mantenerse competitivos - pese a los limitados medios y recursos económicos con los que cuentan-, recurren constantemente a lo que tienen más a mano: proactividad e ingenio para su gestión. De esta manera, día a día deben implementar múltiples estrategias que les permitan generar las condiciones necesarias para hacer más fluida la oferta de sus productos a los clientes, posicionando de esta manera sus distintas líneas de negocios.

En Chile existen más de 720.000 unidades productivas pequeñas y medianas de carácter formal, de las más diversas actividades económicas. De éstas, más de 10.000 ya conocen de nuestras iniciativas desde Arica a Punta Arenas, demostrado progresivamente a través de su participación en nuestros eventos y actividades la confianza que depositan en la calidad de las soluciones que les hemos dado a conocer. Podemos decir con orgullo que esta presencia en el mundo Pyme nos permite desarrollar una amplia visión sobre el sector y sus distintos actores, así como una amplia agenda de referencia para el año 2011, que es garantía de adhesión para miles de emprendedores.

Sin embargo pensamos que esto no es suficiente. En la perspectiva de cumplir con los desafíos de esta nueva década que se inicia y en el marco de los encuentros realizados a lo largo del país con miles de pequeños y medianos empresarios, logramos recoger percepciones, reflexiones y experiencias acerca de aquellos factores que dificultan su gestión, así como de aquellos que la potencian y facilitan. Este proceso, que fue complementado con la aplicación de una encuesta de opinión a una muestra de participantes del Salón Pyme 2010, orientará el desarrollo de un trabajo más ajustado a las necesidades reales de los distintos tipos de Pyme, en líneas estratégicas tales como: Financiamiento, promoción comercial, innovación productiva y gestión organizacional.

Gracias a este conocimiento, hoy podemos decir que:

  • Ser Pyme no significa sólo compartir instancias asociativas, programas de actividades y menos ser parte de grandes discursos o promesas. Es ser compartir valores relacionados con el esfuerzo y el compromiso, prácticas creativas e innovadoras y una forma de ver el desarrollo del país desde la vereda del derecho y las oportunidades.
  • Ser Pyme responde a las expectativas de miles de chilenas que ven en el emprendimiento la oportunidad de desarrollo económico y social de su familia, especialmente el de sus hijos, lo que le otorga una dimensión ética de incalculable valor a su trabajo.
  • Ser Pyme es un joven de 21 años que con esperanza da inicio a su vida laboral o una persona de 77 años que cuenta con las capacidades para seguir produciendo y dando trabajo a sus colaboradores. Por eso creemos que es más que una oportunidad de negocio, sino que un estilo particular de vivir la vida.
  • Ser Pyme es desarrollar una idea de negocio en distintas condiciones sociales y entornos geográficos, lo que implica desarrollar múltiples y diversas estrategias para aprovechar las oportunidades que muchas veces se entregan sólo en los centros metropolitanos. Ser parte de la cultura Pyme es intentar permanentemente romper con la brecha digital que todavía existe y nos limita.
  • Ser parte de la cultura Pyme es tener confianza y valoración por lo realizado en la empresa, a pesar de las pocas oportunidades que se han tenido. Sin embargo, es también creer que las cosas se pueden hacer mejor, generando las oportunidades para incorporar innovaciones tecnológicas o desarrollando mejores competencias organizacionales para llegar a ser más competitivos en el mercado.
  • Ser Pyme es una actitud que desafía obstáculos y supera dificultades, que demanda del Estado mejores condiciones y servicios, pero que simultáneamente exige que estas ofertas tengan la especificidad, adecuación y utilidad práctica que se requiere. Por eso creemos que ser parte de la cultura Pyme es considerar que la calidad es un derecho.

De esta forma, hemos podido entregar algunas reflexiones extraídas de un informe más amplio que reúne expectativas y preocupaciones del sector, esperando a que durante el próximo año este esfuerzo se constituya en una herramienta de trabajo útil para todos aquellos que contribuyen al éxito de los desafíos de la comunidad Pyme. Una comunidad, que sin lugar a dudas está en movimiento.

Por Juan Carlos González,
Director de Desarrollo y Gestión Personas de Broker Market Comunicaciones.

 
Mejora continua: el desafío pendiente para las Pymes Imprimir Correo electrónico
Martes 21 de Diciembre de 2010

Nos encontramos en un círculo muy positivo para el desarrollo del país. El crecimiento ha superado las expectativas, ha aumentado la generación de empleo y tenemos una inflación controlada. A pesar de estas excelentes condiciones, hay elementos fundamentales, como la innovación en gestión, en los que aún mostramos índices deficitarios que nos dejan en desventaja competitiva en relación a otras economías emergentes.

Pymes, grandes empresas, instituciones públicas y organizaciones de todo tipo deben asumir el desafío de mejorar, de incorporar herramientas que les entreguen ventajas competitivas. Debemos mirar afuera e incorporar cambios.

Iniciativas en torno a compartir experiencias exitosas de nivel mundial en materias como excelencia y competitividad hay muchas y el interés del empresariado y de la comunidad es creciente. Este es el caso de la “Convención Excelencia y Competitividad: Chile 2010” que se realizó recientemente. Esta actividad fue organizada por ChileCalidad en colaboración con 9 universidades y 17 instituciones, entre ellas empresas de excelencia y organismos públicos.

Los invitados, internacionales y nacionales, fueron de primer nivel. Logramos compartir diversas experiencias exitosas de organizaciones que han destacado frente a su competencia. Este es el caso de Factoring Security y Steel Ingeniería, dos empresas medianas, que sobre la base de la incorporación de un modelo de excelencia y las mejores prácticas en gestión, lograron transformarse en ganadores del Premio Nacional a la Calidad 2009.

Gerdau Aza, ganador del mismo Premio el 2000, demostró que el interés por la mejora continua no es sólo una política interna, sino que, a través de distintas iniciativas buscan incentivar a sus proveedores.

El sector público también se hizo presente a través de la Superintendencia de Salud, organismo gubernamental que ha conseguido Mención Honrosa en el Premio Nacional a la Calidad. La Subsecretaría de Desarrollo Regional, Subdere, mostró los avances del sistema de gestión de excelencia que pretende que tanto los municipios como los gobiernos regionales consigan mejoras significativas en su gestión.

En la perspectiva internacional, pudimos entender la forma de operar de la compañía Boeing y cómo ha logrado consolidarse en una industria en que la excelencia es la máxima. Tuvimos la oportunidad de escuchar a Harnek Singh, especialista que se desempeña como consultor de organizaciones de primer nivel en Singapur.

Como nación que aspira a crecer con igualdad tenemos la obligación de adaptarnos a los cambios que nos impone el nuevo escenario económico. Específicamente para las Pymes el desafío es ser más competitivas. La incorporación de herramientas, como los modelos de gestión de excelencia, les permitirá diferenciarse, posicionarse en el mercado y mirar fuera de nuestro territorio. En una economía global la competencia no está sólo en la empresa de la esquina, en una economía global las pymes no deben tener fronteras, no deben temer competir con compañías de todo el orbe, pero para poder hacerlo en buen pie la excelencia debe ser el vehículo.

Andrés Jara Valdivia,
Director Ejecutivo Centro Nacional de Productividad y Calidad, ChileCalidad.

 
Y todos queríamos llegar al Bicentenario Imprimir Correo electrónico
Martes 21 de Diciembre de 2010

Para la Pyme fue un año expectante… el país unido por un terremoto, los 33 mineros, los chicos de Bielsa y un incendio que nos llama a la humildad y cada una de nuestras conciencias. Lo particular es que de lo anterior sólo teníamos a los muchachos de la Roja en nuestra agenda del Bicentenario.

Tal vez sea la última columna del presente año pero sin duda el 2010 será recordado por una serie de hechos que como todos sabemos han afectado el alma y la percepción de los chilenos de nuestra propia idiosincrasia y forma de hacer las cosas.

A comienzos de año, luego del terremoto, el mundo entero colocaba sus ojos sobre Chile y nuestro país debía hacer frente a una serie de adversidades y sacar lo mejor de nosotros para hacer frente a tan movido principio de año. Sobre el mismo escenario, luego de 20 años, la administración del país pasaría desde la Concertación a la centro derecha y un mar de preguntas e incógnitas se hacían presente en la opinión pública: ¿cómo sería esta nueva forma de gobernar?

El escenario político se movía a gran escala, tal vez aún más que el mismo terremoto. Comenzaban a parecer en los noticiarios y en las portadas de los diarios nacionales, nuevos rostros y nuevos liderazgos que son propios de la posibilidad de ser Gobierno. Por su parte, la Concertación trataba de buscar las razones de la derrota en las presidenciales y los que fueron oposición por tantos años ahora debían demostrar que si tenían “dedos para el piano” y hacer muchas cosas que desde la vereda opuesta no le eran posibles.

A mediados de año, nuevamente chilito hacia noticia. Esta vez un grupo de mineros atrapados en una mina en el norte del país nos volvía a unir y la bandera rasgada por las aguas del Tsunami en la zona centro nuevamente daba la vuelta al mundo enalteciendo nuestro patriotismo a veces mal conceptualizado. “Estamos bien en el refugio los 33” sin duda será la frase del año y tal vez de décadas. Los mineros hoy son “Rock Star” y con una popularidad que no me extrañaría que las grúas políticas comiencen a testear.

Como si fuera poco, la peor catástrofe carcelaria también golpeaba las pantallas de nuestros televisores y se plasmaba en los tabloides nacionales. Los detalles ya los conocemos todos y cada uno hace su propia historia. Todos cargaron sus escopetas y daban rienda suelta a la cacería. Hay que buscar un culpable, parecía ser la consigna.

Sean cuales sean los colores de los responsables, nuestro país habla de desarrollo cuando como sociedad NO estuvimos a la altura de un terremoto y nos vimos completamente sobrepasados por la naturaleza, presentando falencias que la más precaria de las operaciones “daysi” practicadas en el colegio resultaba mejor. Los derechos laborales de muchos chilenos NO son respetados y gracias a Dios el final de la historia tiene a los mineros presenciando un clásico de la Liga Inglesa e invitados a cuanto programa de TV existe y a la Fénix 2 paseando por el país.

El incendio en la cárcel nos representa como sociedad de eso no hay duda. Incluso da vergüenza comentar el hecho. Este poncho nos queda grande a varios, por lo cual sólo me queda pedir disculpas como uno más de los que construimos y somos parte del país.

En paralelo a todo lo anterior, “en otro canal”, pero en el mismo país, los Pyme debíamos seguir produciendo y lidiando con nuestro comentado que hacer. En el Mundo Pyme, todos estábamos a la espera de cuáles serían las nuevas políticas de Gobierno de cara al sector y al menos nosotros ya estábamos en las regiones y en Santiago para seguir trabajando en base a las nuevas herramientas y mecanismos impulsados por el nuevo Gobierno.

Una etapa de estudios y de empoderamiento de las nuevas autoridades, escenario natural ante un fuerte cambio como lo que significa administrar el país fue acompañado por la expectación de muchos, el silencio de muchos más y las ganas de figurar de la mayoría. Como bien se dice “a río revuelto ganancias de pescadores” y todos querían estar en primera línea, lo cual era lógico.

Ya a mediados de año observábamos la primeras luces de los cambios que existirían y dónde estarían los énfasis para el apoyo del Sector Pyme. Como es normal se realizan apuestas, se predicen fracasos y otros se esfuerzan por sacar adelante los nuevos lineamientos, los cuales hoy ya se encuentran claros y todos los hemos podido observar a lo largo del país.

Al respecto, nuevos programas, programas refaccionados, programas eliminados, unión de programas; suman un amplio mar de nuevas alternativas que lógicamente sólo el tiempo podrá decir si el camino fue el correcto o bien habrá que nuevamente reformular estas iniciativas. En este sentido sí hay algo claro: se ha dado una vuelta de timón que no ha sido menor y tanto en Regiones como en Santiago, al menos desde nuestras perspectivas las nuevas formulas han sido recibidas con los brazos abiertos por la Pyme y eso es un importante primer paso que ya se ha dado.

La tarea ahora tal vez se hace más pesada. Hacer que las cosas funcionen para lo que se planificaron y que los resultados sean los que todos esperamos. La sala de operaciones ya ha cerrado sus puertas y ahora la sala de máquinas debe tener sus motores funcionando a toda potencia y dispuestos a cubrir una gran distancia la cual no estará ajena de opiniones, juicios y palabras de aquellos “expertos” en Pyme.

ProPymeChile despide el presente año mirando hacia atrás con la sensación de que mucho de lo que hicimos siempre se podrá mejorar. Pero a la vez estamos concientes del aporte que entregamos este año en Santiago y en las Regiones donde estuvimos presentes. Este año nos colocamos nuestro mejor traje; tomamos nuestros pendones; le colocamos mucho diesel a nuestro “Pyme Móvil” y fuimos a reunirnos con las Pymes quienes siempre nos recibieron de la mejor manera, aumentando nuestras ganas de trabajar y culminando el 2010 con un exitoso Salón Pyme y aprendiendo mucho en cada actividad desarrollada.

Nuestra iniciativa y empresa ha hecho un importante camino, que más que cumplir años, le estamos cumpliendo a la Pyme y a quienes hacen posible nuestro trabajo. Solos y sin el apoyo de nuestros Socios Estratégicos, Auspiciadores, Colaboradores y Patrocinadores y el total de la Red de Trabajo sería algo impensado e imposible de hacer… en esto no hay dos lecturas.

ProPymeChile es una cancha donde todos pueden jugar. El único requisito de este “juego” es hacerlo con responsabilidad, vocación de servicio público, el cual no sólo debe practicarse desde el Estado y lógicamente ser un Pyme.

Tratando de dar un contexto general y aterrizando en Chile, me quedo con una percepción de nuestro incansable colaborador Coco Legrand, mencionada durante su exposición en el Salón Pyme hace un par de semanas atrás. Nuestro país está compuesto por 3 grupos de personas “los que hacen que las cosas pasen”, “los que ven pasar las cosas” y “los que se preguntan qué pasó”.

Considerando todo lo que nos ha pasado en el anhelado Bicentenario…

¿En qué grupo se encuentra Usted?

Rodrigo Bon,
Director Ejecutivo ProPymeChile.

 
La pasión del innovador Imprimir Correo electrónico
Lunes 06 de Diciembre de 2010

¿Han visto el brillo en los ojos de ciertas personas cuando hablan de sus ideas? , ¿esas personas que atropellan sus palabras tratando de condensar tanta emoción en algo racional para poder explicarse? Es que esa pasión, la pasión del emprendedor y del innovador, es clave al momento de vender una idea. Ideas hay por miles, pero personas apasionadas por lo que hacen, no muchas.

En las últimas dos semanas me ha tocado relacionarme con varios emprendedores e innovadores en ámbitos tan disímiles como la arquitectura, la cocina, la industria textil y otros. Tuve el privilegio de ser invitado al evento TEDxPatagonia, una tremenda instancia donde se puede apreciar que la voluntad y las ganas de cambiar el mundo son realmente el motor que lleva a hacer las cosas. No me quiero detener en los ejemplos, que también pueden ver en la página de Ted.

Algo que me llamó la atención fue el criterio de selección de los expositores. Si ven la lista, hay un arquitecto, un chef, un director de banda, profesor de música y un ingeniero. La relación entre ellos, a primera vista, no es para nada clara, hasta que uno los escucha y se da cuenta de que en su mirada, en su voz, en su presentación y en todo su desenvolvimiento, ellos respiran lo que hacen.

El mayor determinante de su éxito no es encontrar la idea ni hacer un buen plan de negocios o tener una red de contactos que los apoye. De hecho, en la mayoría de los casos se daba la situación contraria. El factor clave fue hacer lo que les gusta, el haberse desarrollado profesionalmente en algo que los completaba como personas; en resumen, la pasión por su trabajo.

El tener o no pasión no pasa por un curso o magíster al respecto, sino , que por conocernos a nosotros mismos en cada momento para así saber realmente qué es lo que nos realiza como personas. Los norteamericanos tienen dos palabras para trabajo: job, que vendría siendo el sinónimo de “pega”, tu trabajo formal; y work, que no tiene relación necesaria con una remuneración. Aquí damos por descontado esa diferencia, todo es “pega”.

Lo difícil es que no todos tenemos la capacidad de saber qué es lo que realmente nos apasiona y qué nos mueve. Steve Jobs, en su famoso discurso en Stanford, da ciertas claves al respecto que me gustaría destacar:

  1. “Connect the dots backwards”: es imposible buscar sentido a cada acción que uno hace mirando hacia adelante, hay que mirar atrás. Sólo mirando hacia atrás podrás conectar los hitos clave de tu vida que terminaron por marcarte y que te han transformado en la persona que eres. El cómo saber qué puntos son importantes va de la mano con la segunda clave.
  2. “You've got to find what you love”: si encuentras lo que te gusta hacer, estarás inconscientemente conectando puntos en una línea clara y marcada, la línea de lo que te apasiona. Tómate el tiempo de buscar, el tiempo de equivocarte y de aprender de cada uno de tus errores. Si al final encuentras lo que te apasiona todo lo demás hará sentido y habrá valido la pena.
  3. “Your time is limited, so don't waste it living someone else's life”: lamentablemente no tenemos todo el tiempo del mundo para encontrar y desarrollar nuestra pasión. Por lo mismo, es clave entender que el tiempo es limitado. Debemos recordar que cada día que pasa es único y que no debemos perder minutos viviendo la vida de alguien más.

Finalmente, Jobs termina con una frase que todos deberíamos tener de cabecera: “Stay hungry, stay foolish”. Se refiere a que la rapidez con la que hoy vivimos, nos lleva muchas veces a mirar los árboles sin ver el bosque. Por lo mismo, cada día que pasa, hay que siempre mantener el hambre de crear, el hambre de avanzar, el hambre de innovar y el hambre de emprender. Todo lo anterior siempre con pasión y locura, factores clave para tener éxito donde otros ni siquiera pueden verlo.

Roberto Castro
Subgerente de nuevos negocios y nuevos medios de TVN.

 
Innovar por necesidad Imprimir Correo electrónico
Lunes 29 de Noviembre de 2010

En el marco del desafío que significa cruzar el umbral del desarrollo hacia fines de esta década, la palabra "innovación" ha adquirido la connotación de ser la palanca que le va a permitir al país dar este gran salto. Luego de una fase caracterizada por un impulso basado en el aprovechamiento de los recursos naturales -en conjunto con la creación de una institucionalidad económica que creó las condiciones para que la iniciativa creadora del sector privado pudiera desplegarse en un contexto de mercados libres-, y en un marco de creciente integración con el resto del mundo, el paso que sigue es acelerar el tranco a través de una más plena inserción de Chile en la economía del conocimiento. Este concepto, que puede parecer lejano, a fin de cuentas no es otra cosa que soltar amarras y crear las condiciones para que en el país adquiera más fuerza el emprendimiento y la innovación como palancas del crecimiento.

No obstante las diferencias y particularidades de cada país, hay en el caso de Israel una característica especial que permite extraer importantes lecciones para Chile. Un país que históricamente ha enfrentado circunstancias adversas, localizado en una zona geográfica pobremente dotada de recursos naturales, donde escasean los elementos más fundamentales, a través de la innovación logró superar estas dificultades, y de paso se convirtió en un país desarrollado. No es fruto de la casualidad que el PIB per cápita de Israel sea aproximadamente el doble del que exhibe Chile. En una reciente visita realizada a ese país por una delegación de personeros públicos, del mundo de la empresa, de la universidad y de la política, y también con la presencia de jóvenes emprendedores -convocados por País Digital-, hemos podido constatar en terreno que la meta que nos hemos puesto en materia de desarrollo económico es perfectamente alcanzable. No hay nada que haya hecho Israel que no podamos realizar nosotros, en la medida que exista voluntad de avanzar en esa dirección con perseverancia. ¿Qué se requiere para motivar un cambio de conducta que nos encamine por la senda de la innovación, y cuáles son los factores que van a gatillar el cambio en cada caso?

Tres conceptos básicos deben ser destacados. Primero, la innovación en Chile no debe ser considerada como una opción para las empresas, sino que como una necesidad para subsistir. El elemento clave es que los agentes económicos se vean incentivados a actuar con esta visión, y para ello el factor crucial es que en todos los mercados y en todas las industrias prevalezca una elevada dosis de competencia, que convierta la innovación en el único camino viable para que los negocios sean sustentables en el tiempo. Segundo, debe haber conciencia de que el motor del emprendimiento y la innovación son los agentes privados y no el Estado. Este último solo debe actuar creando las condiciones para que lo primero se dé en forma natural. Persiste una cierta ambigüedad en la materia, pero ella se resuelve entregando señales claras de parte de las agencias gubernamentales en cuanto a que su intervención se va a limitar a aquellas situaciones en las que se detecten "fallas" o imperfecciones de mercado, o bien problemas de coordinación entre agentes que ameriten ser destrabados. Ejemplos de esto son las externalidades asociadas a las actividades de I+D (con esta óptica el Gobierno está próximo a enviar un proyecto de ley que va a ampliar el uso de la franquicia tributaria a aquellas acciones que se realicen al interior de las empresas con ese propósito), así como los problemas de coordinación y de falta de masa crítica que se presentan entre quienes tienen un plan de negocio para llevar al mercado una nueva idea y los inversionistas dispuestos a participar con capital de riesgo (para ello CORFO va a destinar un importante volumen de recursos en los próximos años en apoyo a las primeras etapas de emprendimiento e innovación). Tercero, el anhelo de cruzar el umbral del desarrollo y la consiguiente necesidad de fomentar el emprendimiento y la innovación en Chile debe ser considerada como una meta-país, que trascienda a un Gobierno en particular. Esto va a requerir una actitud de genuino compromiso de parte de todos los actores políticos en apoyo de las diversas iniciativas que se promuevan con este propósito, en el ámbito de la educación y la capacitación, del fomento a una mayor competencia en los distintos mercados, y en general de todos los cambios requeridos para fomentar una actitud y una cultura pro emprendimiento e innovación. En la actual coyuntura Chile enfrenta condiciones inmejorables para convertirse en el polo regional de la innovación, transformándose en país plataforma para atender a la región latinoamericana y al mundo. Falta camino por recorrer, pero podemos alcanzar esa meta. Si países como Israel lo han logrado, ¿por qué no Chile?

Hernán Cheyre V
Vicepresidente Ejecutivo CORFO

 
Impulso Dinamizador para las Pymes Imprimir Correo electrónico
Lunes 22 de Noviembre de 2010

El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera se ha propuesto dinamizar el crecimiento de las PYMES como una forma de fortalecer el crecimiento del país y crear empleos. Se estima que del millón de empleos a generar en cinco años, 800 mil provendrán de las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, el problema que se presenta es cómo dinamizar a las PYMES para que puedan crecer a tasas más elevadas, atraer más emprendedores, competir en forma más exitosa - en Chile y el exterior - y hacer crecer nuestras exportaciones en forma más dinámica.

Podemos separar este gran desafío en dos componentes: la productividad propia de las empresas y la eficiencia del entorno. La productividad en cada empresa depende de varios factores tales como la calidad de la gestión, la capacitación y motivación del personal, la eficiencia en los procesos productivos, la capacidad innovadora en procesos y productos, la calidad del gobierno corporativo y muchos otros factores.

Respecto al entorno, visualizamos problemas crecientes en lo que concierne a los dificultosos y largos trámites que los empresarios deben efectuar para crear, gestionar y cerrar empresas. Sin embargo, existen altas expectativas de que este problema se solucionará, gracias a los proyectos que se están tramitando en el Congreso para disminuir los tiempos y trámites de constituir una empresa.

Se ha mencionado frecuentemente la comparación entre la clasificación lograda por Chile y Colombia en la última versión del “Doing Business”, informe elaborado por el Banco Mundial. Mientras Colombia sube doce lugares en el ranking de facilidad para hacer negocios, Chile baja nueve lugares, sumado a que Colombia lleva a cabo ocho reformas facilitadoras de negocios, y Chile ninguna. Esta situación es ilustrativa del empeoramiento en la facilidad para hacer negocios en nuestro país y de aquí, nace el imperativo de mejorarlo para hacer realidad un mayor emprendimiento y dinamismo que redunde no sólo en la creación de 800 mil puestos de trabajo, sino además, de un desarrollo más equilibrado para nuestro país.

Otro tema significativo tiene que ver con el acceso al mercado de capitales en cuanto a costos y plazos. Queda claro que el costo de capital para una PYME es muy superior al correspondiente a una empresa grande, por lo que es urgente “nivelar la cancha en forma positiva”; vale decir, bajando el costo para la PYME.

En fin, queda mucho por hacer en Chile para crear las condiciones que permitan un desarrollo más dinámico orientado a las PYMES. Confiamos en que las medidas impulsadas por el Presidente de la República se hagan realidad a corto plazo, ya que la mayor parte de ellas han constituido un anhelo y una demanda de nuestro gremio por muchos años.

Eduardo Moyano B.
Presidente de Asexma Chile A.G.

 
Realidades distintas, idiosincrasias diferentes, factor común “Pymes”. Imprimir Correo electrónico
Lunes 22 de Noviembre de 2010

Al salir de Santiago con destino a realizar nuestros dos últimos seminarios regionales del 2010 en las ciudades de Concepción y Temuco teníamos pronosticados dos escenarios completamente diferentes en ambas actividades. Por una parte en Concepción, si bien no era nuestra primera visita, sí era nuestra primera experiencia luego del terremoto de febrero último. Por otra parte. Temuco se presentaba como una de las regiones donde la actual administración de Gobierno ha colocado grandes expectativas de desarrollo productivo por medio del “Plan Araucanía 7”.

Al caminar en las últimas horas del día por la calle Barros Arana de la ciudad de Concepción, aún se escuchan los ruidos de máquinas trabajando y remodelando locales comerciales, donde los escombros a la orilla de las calles aún nos indican que la normalidad no vuelve en esta ciudad.

En nuestro breve recorrido por la ciudad penquista y durante las conversaciones sostenidas con algunos de los asistentes al seminario, los empresarios se muestran expectantes desde el punto de vista del ver cómo funcionarán y se colocarán en práctica las nuevas medidas para el fortalecimiento del Sector. Muchas caras conocidas en el evento, donde la pregunta era obvia ¿cómo has estado luego del terremoto?

La mayoría me expresó que se encontraban en una etapa de análisis de las nuevas ofertas planteada por las instituciones de Gobierno y que querían conocer por ejemplo, el cómo CORFO pretende implementar sus nuevos lineamientos. Desde mi punto de vista, en base a con quienes pude conversar, se mostraron positivos y desde su perspectiva valoran la simplificación de los mecanismos y sólo esperan que pronto puedan acceder a los beneficios.

También pude observar que el terremoto había servido a muchos para diversificar sus nichos de negocios, considerando que de alguna manera se debía salir adelante y no podían quedarse de brazos cruzados esperando que otros pudieran hacer algo por ellos. Destaco la resignación y el cómo estos empresarios han enfrentado una de las mayores catástrofes de nuestro país. Lógicamente me comentaron que la ayuda recibida siempre es bien recibida, pero que en la actualidad el desafío es muy grande en el poder volver a la normalidad del desarrollo económico de la Región del Bío-Bío.

Las opiniones fueron distintas. Algunos empresarios comentaban que las medidas para la reconstrucción no han sido las suficientes o que han tardado un resto en poder implementarse. A la vez dos empresarios, con una visión distinta, me manifestaban estar concientes de lo que significa la reconstrucción y que toda la ayuda y medidas que se han tomado para el fortalecimiento de la Pyme en la región pronto comenzaran a dar resultado y que un terremoto y un cambio de Gobierno no son aspectos muy fáciles de sobrellevar. Ambos coincidían que en cualquier escenario mientras más rapidez, eficiencia y eficacia de las medidas, los resultados siempre serán mejores.

Uno de los puntos que causó mayor atracción entre los empresarios al seminario fue la exposición de Francisco Vidal Suil, Publicista y Académico que compartió con los empresarios sus conceptos en cuanto a la importancia de la “Marca” y lo significativo que es este aspecto para las Pyme.

La exposición y disposición de Francisco sinceramente me sorprendió y sin duda los empresarios les dejó un grato sabor e incluso muchos tuvieron la posibilidad de recibir un libro donde este expositor plasma su visión de la importancia de la Marca y los beneficios que nos puede traer una vez que comprendamos y nos informemos sobre este elemento al interior de nuestras empresas. Para los interesados en el libro y sin tener mayor participación en las ventas, lo recomiendo, “Hábitat” - Quién Conoce su Entorno, Domina sus Fortalezas-.

En línea con lo anterior y sólo 24 horas después de habernos presentado en Concepción, nos llevamos una tremenda sorpresa. Más de 400 empresarios inscritos para el seminario que debíamos realizar en Temuco y un gran apoyo de las distintas entidades regionales nos permitieron desde nuestro punto de vista llevar a cabo la actividad más exitosa del presente año.

Empresarios optimistas, llenos de ganas de hacer cosas y una asociatividad que no deja de llamar la atención, fueron los elementos que destaco de nuestra visita a Temuco. En mis palabras al iniciar la actividad, les comentaba a los asistentes que estábamos muy agradecidos por la masiva convocatoria e interés en el seminario y les comenté que muchas veces pasamos por la carretera, en viaje a otras regiones, discriminando a la Región, debido a lo que uno diariamente observa en las noticias.

Estábamos totalmente equivocados. La gran oferta que proporciona esa zona en temas de productos y servicios, el notorio movimiento en la ciudad, un fuerte comercio y la convicción de hacer cambiar la percepción para lograr una inversión en la zona, arroja como resumen un ambiente propicio y tierra fértil para las Pymes.

Lo mejor de todo es el ánimo y las ganas de los empresarios para sumarse a este nuevo impulso regional. Sin duda para nosotros lo más importante de las actividades regionales es que podemos obtener una imagen en terreno y formarnos nuestra propia percepción de los acontecimientos y sumar desde esa tribuna.

Concepción y Temuco fueron nuestras dos últimas estaciones regionales en el 2010. Mi percepción luego de la visita a la capital del Bío-Bío me deja un abanico de sabores, pero sin una conclusión final. Ver las ganas de las nuevas autoridades por imprimir su sello por medio de acciones concretas, repasar las conversaciones con los empresarios asistentes es algo que no me permite por ética sacar una radiografía definitiva. Creo que sería irresponsable y faltar el respeto por mi parte hacia todo el conjunto de esfuerzos que con todo el derecho puedan expresar sus distintas percepciones.

En cuanto a Temuco, me quedo con la sensación que la Región de La Araucanía se encuentra en periodo de “Ebullición” empresarial y que sin duda las Pyme deberán aprovechar el impulso que se le está proporcionando a la región y observar la mejor manera de capitalizar por medio de sus empresas este nuevo escenario.

Rodrigo Bon
Director Ejecutivo PROPYMECHILE

 
El destacado rol de Chile en SIAL 2010 – París Imprimir Correo electrónico
Jueves 18 de Noviembre de 2010

SIAL es una de las ferias de alimentos más importantes del mundo, que reúne a más de 175 mil personas, visitantes/compradores de diferentes países en búsqueda de proveedores con los más altos estándares de calidad e innovación para satisfacer sus requerimientos.

Al ser una feria que se realiza cada 2 años, tanto participantes como compradores se preparan de forma muy especial. SIAL es una gran vitrina para compartir con los protagonistas en el mundo de los alimentos. Siguiendo las palabras de Alberto Montanari, presidente de Chilealimentos, “SIAL es una feria donde no podemos faltar; es un centro mundial donde se reúnen todos los referentes de la industria de los alimentos”. Ambos equipos, Chilealimentos y ProChile, organizados nos propusimos dar un vuelco a lo que históricamente se venía haciendo.

Desarrollamos un pabellón para Chile de 560 metros cuadrados con 31 empresas expositoras, en base a un diseño amplio, dando énfasis a la imagen país y con una especial preocupación por la calidad y calidez del espacio. Un pabellón que fuese capaz de albergar la destacada presencia chilena.

La eliminación de todos los aranceles para productos secos y deshidratados hacia la UE en el año 2010 fue un factor clave y de gran importancia, lo que a su vez motivó la fuerte presencia de empresas chilenas del rubro este año en SIAL.

Presentamos interesantes innovaciones en productos, como el éxito de los cranberries deshidratados, que fue uno de los más mencionados. Otros también importantes fueron los derivados de manzanas deshidratadas, alimento sano para todo consumidor, en atractivos envases diseñados para cada grupo objetivo.

Los 5 días de feria dejan un balance muy positivo. Se demostró que las cosas se pueden hacer bien, y junto a las 31 empresas expositoras dejamos una excelente imagen de nuestro pais. Es así como podremos seguir ayudando a las empresas chilenas a desarrollarse de forma competitiva para poder ingresar a los mercados internacionales.

Evento que nos llenó de orgullo fue el reconocimiento por parte del comité organizador de Sial a la empresaria chilena Deyanira Reglas, otorgándole el Sial de Oro 2010 por su innovador producto “jaleas de vino” AlmaSol. Fue considerado como uno de los productos más innovadores del mundo.

En SIAL se pudo demostrar una vez más que la oferta exportable chilena sigue siendo confiable y seria. Es frecuente escuchar de los clientes, y en este caso particularmente de los franceses, que Chile juega un rol importante en el mundo de los alimentos, destacándose por su calidad y compromiso en el cumplimiento de los acuerdos, que nos enorgullece y motiva a seguir trabajando en esta línea. Toda la experiencia vivida nos invita a seguir motivando e incentivando a empresarios chilenos que creen contar con un producto innovador que se apoyen en ProChile y juntos podamos explorar la mejor forma de salir al mundo, pero con una gran diferencia, salir con éxito.

No se puede dejar de lado el impacto que generó en el mundo entero el rescate de los mineros. Era increíble ver como todo el que se acercaba al pabellón de Chile decía algo de los mineros, generando un ambiente positivo que sin dudas más de algún negocio ayudó a cerrar.

Uno de los secretos del éxito fue tener un equipo cohesionado, trabajando en pos de la imagen país. Logramos sacar con éxito un gran desafío, y sin duda en las próximas ferias debemos mostrar con mayor ahinco la diversidad de nuestra oferta, y apoyar a que Chile sea mundialmente reconocido como un país exportador, una potencia alimentaria.

Pablo Montt
Director Comercial ProChile Francia

 
Para obtener también hay que ceder Imprimir Correo electrónico
Lunes 15 de Noviembre de 2010

¿Qué tienen en común países tan diversos como Estados Unidos, Rusia, Angola, Eslovenia, China, Francia y Chile? La voluntad de discutir sobre cinco temas tan fundamentales y diversos como:

1. Las excepciones y limitaciones al derecho de patentes.

2. La calidad de las patentes.

3. Patentes y salud.

4. La prerrogativa del secreto profesional en la relación cliente - agente de patentes.

5. Transferencia de tecnología.

El pasado 15 de octubre, fecha en que se realizó la décimoquinta reunión del comité permanente sobre el derecho de patentes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), instancia que me correspondió presidir por cuarta vez, los 180 países que conforman el SCP (como se le conoce por sus siglas en inglés), lograron un acuerdo crucial. En efecto, luego de que en 2005 colapsaran las negociaciones para un tratado sustantivo en materia de patentes, lo que llevó incluso a la paralización del trabajo del comité durante tres años, hoy, los más de 180 países que lo componen han hecho enormes esfuerzos por ponerse en el lugar del otro y entender que para obtener algo también hay que ceder.

El resultado de la reunión es tremendamente alentador y ha sido calificado como un gran avance por la misma OMPI y por medios especializados, ya que constituye el primer avance concreto hacia un tratado sustantivo en materia de patentes.

Sin embargo, desde mi punto de vista, lo más rescatable es que por primera vez se está abordando la propiedad industrial en toda su complejidad y de manera equilibrada. Estos países han aceptado tener una mirada más integral del sistema, que dé cuenta de la globalización del comercio y la innovación, y que no sólo apunte a desarrollar la reglamentación del sistema, sino que analice su relación con otras áreas de políticas públicas, como la seguridad alimentaria, la salud pública y el cambio climático.

Por lo tanto, junto con discutir cómo las patentes pueden fomentar la creación de más y mejores medicamentos, los distintos países han acordado buscar cómo mejorar el acceso a medicinas y generar I+D (Investigación y Desarrollo) para enfermedades donde las patentes no son incentivo suficiente. Junto con motivar la creación de plantas más resistentes a las sequías, preocuparse de preservar la diversidad biológica y velar por el desarrollo de motores más eficientes y menos contaminantes.

Naturalmente, las diferencias en cuanto al sistema de patentes abundan, y el derecho de patentes sigue siendo esencialmente territorial. A pesar de esto, la voluntad de incluir en la labor futura estos cinco temas, refleja la voluntad de avanzar en el desarrollo del sistema internacional de patentes de manera equilibrada, tomando en cuenta el interés y las preocupaciones tanto de países desarrollados como en vías dé.

Maximiliano Santa Cruz
Director Nacional de Inapi

 
<< Inicio < Anterior 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 Siguiente > Fin >>

Página 117 de 121
Banner
Banner

Entrevistas Pymes

Trinidad Beuchat: La innovación para desafiar al modelo de negocios

La ingeniera comercial, Trinidad Beuchat, entregó claves de como las empresas pueden instalar la innovación y posicionarse en el mercado, cada vez más competitivo y globalizado. Ella es Directora de Gestión Estratégica de la consultora Transforme, la cual lleva 18 años asesorando con éxito a compañías en esta área y nos co...

Leer Completo

Fernando Peirano: “La clave está en dedicar tiempo a construir el futuro del negocio”

En medio de sus charlas que lo tiene recorriendo el país junto con la Mutual de Seguridad y PROPYME, el coach de negocios de la consultora ActionCoach, Fernando Peirano respondió una serie de interrogantes sobre aspectos que resultan claves para la administración de una Pyme....

Leer Completo

Empresarias y empresarios PROPYME se informaron sobre cómo acceder a más y mejor financiamiento

Pymes y emprendedores de la comunidad PROPYME fueron parte del 6° taller El ABCDEmprender, el cual consistió en comunicar los distintos instrumentos de Corfo orientados a las Mipymes que necesitan recursos para capital de trabajo e inversión. La actividad también se enmarcó en los Miércoles de Financiamiento de la corporac...

Leer Completo
Puedes encontrarnos en:     

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.